Publicada en

Bolivia expulsa a embajadora de México y cónsul de España.

“El Gobierno (…) ha decidido declarar persona no grata a la embajadora de México en Bolivia, María Teresa Mercado (y al) cónsul de España en Bolivia, Álvaro Fernández”, dijo la presidenta boliviana interina, Jeanine Añez, quien solicitó que abandonen el país en las próximas 72 horas.

El Gobierno de Bolivia solicitó este lunes a la embajadora de México y al cónsul de España que se retiren del país andino, luego de que el Gobierno mexicano denunció que autoridades bolivianas retuvieron los automóviles de funcionarios españoles que visitaron su residencia diplomática en La Paz.

“El Gobierno (…) ha decidido declarar persona no grata a la embajadora de México en Bolivia, María Teresa Mercado (y al) cónsul de España en Bolivia, Álvaro Fernández”, dijo la presidenta boliviana interina, Jeanine Añez, quien solicitó que abandonen el país en las próximas 72 horas.

“Este grupo de representantes de los gobiernos de México y de España ha lesionado gravemente la soberanía y la dignidad del pueblo y del gobierno constitucional de Bolivia”, ha sostenido Áñez, según informan los medios locales.

En este sentido, ha asegurado que “la conducta hostil intentando ingresar de forma subrepticia y clandestina a la residencia de México en Bolivia desafiando a los oficiales policiales bolivianos y los propios ciudadanos son hechos que no podemos dejar pasar”.

La relación diplomática entre Bolivia y México se deterioró luego de que el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador otorgó en noviembre asilo político al expresidente Evo Morales, que renunció a su cargo a inicios de noviembre en medio de unas cuestionadas elecciones que había ganado.

Morales fue presionado a renunciar por las fuerzas armadas, en lo que él sostiene que fue un golpe de Estado.

Antecedentes. El viernes, un grupo de personas encapuchadas dentro de dos vehículos de la embajada de España fue interceptado por ciudadanos y policías cuando intentaban ingresar hasta la residencia de la embajadora de México, donde ella sostenía una reunión con los diplomáticos españoles.

Allí se encuentran además los exfuncionarios del gobierno de Morales, cuatro de ellos con mandamientos de aprehensión por procesos abiertos en su contra por delitos de sedición y terrorismo, lo que hizo sospechar de un posible plan para evacuarlos.

“La conducta hostil, intentando ingresar de forma subrepticia a la residencia de México en Bolivia, desafiando a los oficiales policiales bolivianos y los propios ciudadanos bolivianos, son hechos que no podemos dejar pasar y han generado consecuencias”, señaló Añez.

Dijo que lamenta la explicación “inconsistente” que presentaron los diplomáticos aludidos argumentando que se trataba de una visita de cortesía.

“Bolivia, señores, ya no es colonia de nadie. La democracia recuperada por los bolivianos después de 14 años de dictadura se respeta, el gobierno constitucional de Bolivia se respeta, la dignidad y el coraje de los bolivianos se respeta y se valora, tanto como respetamos y valoramos la democracia en el mundo”, sentenció.

Aclaró que los lazos entre Bolivia, México y España son sólidos y que serán cuidados para mantener “alianzas fuertes” entre los pueblos, pero luego complementó: “Lo que no podemos tolerar es el abuso y la prepotencia de sus gobernantes, que claramente tratan de encubrir y proteger a criminales que han cometido delitos de sedición , alzamiento armado y terrorismo”.

Posteriormente la canciller Karen Longaric explicó que la declaratoria de personas no gratas no implica una ruptura de relaciones diplomáticas.

Inmediatamente el gobierno mexicano emitió un comunicado en el que anuncia que, ante la decisión del gobierno de Bolivia, instruyó el repliegue de Mercado, quien será sustituida por Ana Luisa Vallejo.

* Con información de Reuters, DW y La Razón de Bolivia.

AméricaEconomía.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *